Islandia y nosotros

Escrito a las 2:54 pm

Mi último artículo publicado en Expansión.

Editorializó tontamente El País: “Tal vez los islandeses sean los únicos insumisos de la Ley Universal del Cinismo Neoliberal: privatizar los beneficios y socializar las pérdidas”. Pero sólo hay una forma de hacer esto: mediante la intervención de un Estado que viole todo principio liberal. La realidad es la contraria de la que pregonan los idólatras de Islandia. En ese país no hubo liberalismo sino intervencionismo, en especial en la moneda, organizada mediante el intervencionismo de la banca central, que sí puede privatizar beneficios y socializar pérdidas. Es lo que hicieron los políticos islandeses y su Banco Central.

Entonces ¿a qué viene tanto entusiasmo? No es por la crisis en sí, que sólo se diferenció en magnitud de las de otros países y obedeció a un intervencionismo parecido. La diferencia esencial de Islandia es que allí la izquierda no perdió sino que ganó el poder. Lógicamente, es el país donde más subieron los impuestos el último año. El progreso es lo que tiene. ¿Algo más? Sí: allí la izquierda socializó las pérdidas, exactamente lo que según El País no ha sucedido. La banca sigue funcionando bajo el mismo sistema intervenido, y ahora nacionalizado y quebrado.

Ah, pero el banquero Einarsson ha sido acusado de fraude. Pues muy bien, si ha robado o lo acusan sus accionistas de haber tomado riesgos excesivos. Ah, pero el ex primer ministro Haarde fue procesado. Dirá usted: es conservador. Sí, puede haber ahí vendettas y rencores. Pero hay otra cosa, que no gustará a los políticamente correctos. Si Haarde merece ir a la cárcel fue porque arrebató dinero a sus súbditos mediante impuestos y regulaciones. La deuda pública islandesa era del 27, 6 % del PIB en 2008 y después de los rescates bancarios subió al año siguiente al 80,9 %. Ese aumento de la deuda pública sí debería estar penado. Pero en tal caso ¿por qué acusar sólo a las autoridades islandesas? Se imputa negligencia a Haarde. En España, Smiley también fue negligente, y nadie pide su procesamiento, a pesar de que también subió notablemente la deuda pública. Hablando de Smiley, en una entrevista en El Mundo alegó Haarde: “Nadie, ni los principales especialistas, advirtieron de lo que venía”. ¿No le suena a usted esto?

 

Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario






Ver política de privacidad y aviso legal

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

*

Logotipo de Blogestudio