La oficina en “The New Yorker”

Libros del Asteroide lanza una nueva antología de las caricaturas de The New Yorker, esta vez dedicada a la oficina, que continúa la excelente recopilación de viñetas sobre el dinero, que ya comentamos aquí (http://goo.gl/1b5z4H)

Las limitaciones de la vida

El criterio de selección fue entonces cronológico; ahora es temático, y subraya las limitaciones que el trabajo impone, como todo en la vida. Así, un matrimonio se despide en la puerta de su casa, el marido con una expresión huraña, y la mujer le dice: “No cariño, todavía no. Cuando hayamos pagado la hipoteca y los niños hayan terminado la universidad, entonces podrás escupirle a la cara”.

(Entra aquí para leer el artículo completo en Expansión.)