La hostilidad contra los bailes

Escrito a las 12:11 pm

Sabedor de mi defensa liberal de la religión como “fortaleza civil” frente al poder, mi amigo Pablo Atienza me pasó, con insidiosa intención provocadora, la Carta Pastoral que firmó en 1946 el famoso arzobispo de Sevilla, el cardenal Segura, con el título: “Los bailes, la moral católica y la ascética cristiana”.

La absurda severidad y la Iglesia

Es difícil, en efecto, no sonreír ante la absurda severidad del prelado burgalés y su condena a “la afición desmesurada a los bailes”, que interpreta como “incompatibles, no sólo con la ascética y la moral, sino hasta con la decencia”. El propio cardenal Segura recuerda que la Iglesia había criticado los bailes desde muy antiguo. Cita al padre jesuita Pedro de Calatayud: “El baile es un círculo, cuyo centro es Satanás”. Lo mismo pensaba el padre Claret sobre esos movimientos: “el demonio los inventó para perder a las jóvenes”; y añade que con objeto de combatir a los cristianos, los moros “restablecieron los bailes para pervertir a la juventud”. Por condenar, Segura condena hasta los bailes de caridad, y cita a monseñor Paredes, obispo de Puebla: “Gozar y divertirse para socorrer al que llora es inmoral”. Por cierto, en el Primer Concilio Plenario de la América Latina, celebrado en Roma en 1900, dichos bailes de caridad fueron prohibidos.

(Entra aquí para leer el artículo completo en Expansión.)

Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario






Ver política de privacidad y aviso legal

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

*

Logotipo de Blogestudio