Amando de Miguel: “Hablando pronto y mal”

Escrito a las 10:02 am

El libro Hablando pronto y mal (Espasa) es la última perla de Amando de Miguel, ese erudito que jamás ha pretendido serlo. Los títulos de los capítulos son jugosos: la lengua es lo único gratis; las palabras las carga el Diablo; la facundia hispana; los ringorrangos del lenguaje; analfabetos funcionales pero locuaces. Y jugosos son sus neologismos: demotizator, el que acerca las cosas al pueblo, y las jergas “politiqués” y “tertulianés”.

Políticos y mercado

Nos invade la economía de mercado, dicen, pero los políticos son un mercado exclusivamente local: el autor subraya que se “importan”, por así decir, toda clase de personas, desde las más modestas hasta las más encumbradas y acaudaladas, pero “prácticamente todos los políticos son autóctonos”. Conozco excepciones: el chileno Mauricio Rojas fue diputado en Suecia, y el gobernador del Banco de Inglaterra es el canadiense Mark Carney.

Algunos países de nuestro entorno…

Hablando de excepciones, es muy progresista hablar de “todos y todas”, pero nunca se habla de parados y paradas, empresarios y empresarias, especuladores y especuladoras, banqueros y banqueras, etc. Lo único que no me ha gustado es la identificación entre ingeniería financiera y hurto o estafa. Pero he disfrutado mucho con el libro y sus análisis de los tópicos políticos,  como el clásico “bajaré los impuestos siempre que haya margen para ello”. Ejemplo de la certera ironía de Amando de Miguel: cuando hablamos de “los países de nuestro entorno” ¡nunca nos referimos Portugal, Marruecos o Argelia!

(Artículo publicado en La Razón.)

Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario






Ver política de privacidad y aviso legal

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

*

Logotipo de Blogestudio