Constitución, banca y techo

Escrito a las 6:58 pm

A poco que se reflexione, incluso los más radicales comprenden que, en el fondo, la Plataforma Anti-Desahucios es demagogia, porque presenta el desahucio como si fuera un mal perfecto. Y no es así. El desahucio no es una violación, que sí es un mal por donde quiera que la miremos. En cambio, el desahucio esa antigua institución legal pensada para proteger al acreedor o propietario. El año pasado lo descubrió hasta el alcalde de Cádiz: le avisaron de la inminencia de un desahucio, y el luchador “Kichi” acudió presto para impedirlo. Le explicaron entonces que la propietaria del piso cuyos inquilinos no pagadores iban a ser desahuciados era una viuda octogenaria que cobraba una pensión de miseria, y que necesitaba ese alquiler porque era su otro único ingreso. El alcalde populista regresó a su despacho, acaso a pensar.

Una vez que reconocen que el desahucio no es un mal de por sí, los progresistas reformulan el argumento: no hay que prohibir los desahucios, dicen, salvo que el propietario sea un banco. En ese caso es legítimo que los inquilinos o deudores no paguen ni alquiler ni hipoteca, porque tienen derecho a la vivienda, ¿no?

Pues no, porque el banco es una persona jurídica, que también tienen derechos. Además, si los populistas establecen la prohibición de los desahucios en el caso de la banca, el resultado será que las hipotecas se encarecerán y su concesión se dificultará, con lo cual millones de ciudadanos que pagan las deudas y respetan los contratos que han firmado se verán perjudicados en beneficio de otros que no pagan ni cumplen con su palabra. Que esto sea algo justo no parece evidente.

Último intento: seguramente debe estar bien forzar a los bancos a que vendan las viviendas que tienen y no están ocupadas. Como me preguntó dramáticamente un seguidor en twitter: “¿El derecho de un banco a acumular viviendas vacías debe prevalecer sobre el derecho de los ciudadanos a dormir bajo techo?”.

La retórica demagógica es, sin duda, poderosa y atractiva. Uno podría insistir en el argumento teleológico: si el Estado persigue a los bancos y recorta sus beneficios, por ejemplo, forzándolos a vender sus viviendas cuando creen que el precio no les conviene, o cobrándoles más impuestos, eso tiene consecuencias negativas para los trabajadores, los ahorristas, los partícipes en fondos de pensiones, etc., que son perfectamente inocentes. Pero el punto al que se aferran los antiliberales es el jurídico: hay derecho a la vivienda ¿no? Pues a partir de ahí… En realidad, a partir de ahí reina la confusión, porque se trata de un derecho que reclama la violación de otros derechos, constitucionalmente también protegidos, como el derecho de propiedad. Ante ese dilema, las constituciones no sirven, y el desenlace siempre es que se respetarán o quebrantarán los derechos conforme a la conveniencia del poder político de turno.

(Artículo publicado en La Razón.)

Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario






Ver política de privacidad y aviso legal

Un comentario

001
Liberache
07.03.2016 a las 11:36 Enlace Permanente

Volvemos a lo mismo, nada es “gratis”, si el acreedor o propietario no puede ejecutar su crédito o derecho, quien va a volver a prestar o alquilar?. Cada vez resulta mas difícil a los “mas pobres” conseguir un techo, pues ya nadie “se fía” ni los propietarios de los inmuebles ni los bancos, así que estos LISTOS DEL POPULISMO DOMINANTE LO HAN CONSEGUIDO “A LOS MAS POBRES QUE LES DEN” ellos ya están casi todos colocados en los nuevos partidos con sus buenos sueldos o subvenciones de todo tipo.

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

*

Logotipo de Blogestudio