Deudas y generaciones

Escrito a las 1:54 pm

Es un lugar común sostener que la deuda pública se traslada a futuras generaciones, pero las futuras generaciones no son entes que actúan en conjunto, y es cuestionable reducirlas a un “agente representativo”, como hace la teoría económica convencional.

El hacendista norteamericano Richard E. Wagner aborda este problema en su ensayo “James Buchanan’s Public Debt Theory: A Rational Reconstruction” (http://goo.gl/cbUhzh). Parece claro que la deuda plantea un problema ético: ¿por qué van a pagarla unas personas que no pueden decidir sobre ella?

Con ecos de R.Barro y la “equivalencia ricardiana”, Wagner sospecha que no hay tal desplazamiento, y que el gasto público de hoy lo pagamos hoy. La emisión de deuda “representa una transferencia entre los miembros de una generación, no entre generaciones, aunque la transferencia puede poner en marcha transferencias que perduran en el tiempo”.

Es la teoría de la “incidencia oblicua” de Attilio da Empoli, uno de los destacados economistas italianos que influyeron sobre Buchanan. Es como si la deuda pública creara ex novo unos ciudadanos especiales, los tenedores de deuda, que no existen cuando la financiación es exclusivamente impositiva.

Otro economista italiano, Antonio De Viti de Marco, dijo que deuda reemplaza un conjunto de préstamos privados: ante los impuestos, la gente los paga o pide prestado para pagarlos. “En lugar del tipo de interés de mercado, la deuda publica permite a la gente endeudarse al tipo de interés del gobierno”.

(Artículo publicado en La Razón.)

 

Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario






Ver política de privacidad y aviso legal

3 comentarios

001
Bruno
20.08.2014 a las 18:02 Enlace Permanente

Sigo pensando que son dos cosas distintas. Realmente se dice poco sobre la deuda como camino de financiación respecto a otro tipo de préstamos. Pero con la deuda unos, públicos o privados, deben y otros son acreedores. Y se heredan ambas cosas. Como los préstamos. Y se debe de hablar de equilibrio, en la cuantía y en el tiempo, de las deudas o balances.
Ud. no para.

002
Bruno
20.08.2014 a las 18:05 Enlace Permanente

Ese no para se lo digo porque creo que es un argumento más convincente que el que adujo por el que un liberal se hace funcionario. Un funcionario es bueno si se gana el sueldo. Independientemente de su ideología.

003
carlosadmin
21.08.2014 a las 11:01 Enlace Permanente

Ja, ja, hay que ganarse el sueldo ¡y antes la plaza!

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

CAPTCHA
*

Logotipo de Blogestudio