El muro demediado

Escrito a las 5:02 pm

Preguntado Richard Pipes, el historiador polaco y catedrático de Harvard, sobre cuál es el legado de la Revolución Rusa de 1917, respondió: “millones de cadáveres”. Por eso mismo, dados sus resultados prácticos abrumadoramente criminales, la extrema izquierda se esfuerza en desplegar una de sus habilidades más notorias: la propaganda. Una forma que adopta esta estrategia mendaz es la de disolver capitalismo y socialismo, como si fueran males análogos. Un intelectual norteamericano admitió que en Rusia había campos de concentración, pero añadió que en Estados Unidos había…fábricas.

Una bonita forma de expresar este camelo la brindó el escritor cubano Iván de la Nuez, que dijo: “el Muro se desplomó hacia los dos lados”. Como si los dos lados fueran iguales. El hecho de que los trabajadores siempre se fugaran en una sola dirección, y jamás cruzaran el Muro de Berlín ansiando llegar al paraíso comunista, es un detalle que ha pasado desapercibido al distinguido intelectual. Seguramente también debe creer que es pura casualidad que multitudes de trabajadores se hayan escapado desde La Habana a Miami, y ninguno lo haya hecho en sentido contrario.

Comentando precisamente el libro del señor De la Nuez escribió César Rendueles que el capitalismo alentó el Estado de bienestar para frenar la “tentación comunista”, como si el comunismo fuera realmente una tentación de los pueblos, y no una imposición de unas elites. También comentó lo siguiente: “el capitalismo logró perfeccionar la planificación autoritaria, la burocracia y al sometimiento del individuo con una eficacia inaccesible para el estalinismo”.

Aunque parezca sorprendente, este tipo de barbaridades perviven, aunque fundamentalmente en el mundo de la universidad, el arte y los medios de comunicación. Pocas trabajadoras pueden creerse semejante patraña.

De todas maneras, la atrocidad reviste interés retórico, no solo por su clamorosa falsedad, y tampoco por su equiparación de lo que no puede equipararse, como bien sabían los “condenados de la tierra” que durante un siglo han procurado huir del socialismo “real”. Tiene interés porque revela un viejo truco: cuando se alude a la brutalidad del comunismo, sus portavoces no solo la asimilan al capitalismo, sino que evitan siempre que el comunismo aparezca como palabra, y hablan de “estalinismo” (otro viejo truco es hablar de “capitalismo de Estado”).

El ardid consiste en preservar el comunismo circunscribiendo sus crímenes a defectos personales, no sistemáticos. Es una estrategia notable, porque las matanzas comunistas no dependieron sólo de personas perversas, sino de ideas perversas. Los muertos de hambre en la China de Mao no murieron por el “estalinismo” sino por el comunismo, por la aplicación consciente y sistemática de políticas comunistas, políticas que aniquilaron los dos fundamentos del capitalismo y la economía de mercado: la propiedad privada y los contratos voluntarios.

Por tanto, ni el Muro dividía dos sistemas iguales, ni las decenas de millones de trabajadores asesinados por los comunistas murieron solo por culpa del estalinismo.

Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario






Ver política de privacidad y aviso legal

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

*

Logotipo de Blogestudio