“Impenitente”

Escrito a las 9:51 am

Con el sugestivo subtítulo de “una defensa emocional de la fe”, Francis Spufford publica este libro en Turner, con muy buena traducción de Catalina Martínez Muñoz. El autor, creyente de la Iglesia de Inglaterra, sostiene que la religión es un sistema sentimental, de emociones, y que “tiene sentido, emocionalmente, actuar como si Dios existiera”. Pide diálogo y respeto; temo que no los obtendrá en esta época de política hipertrofiada, que acorrala siempre a la religión.

Me ha gustado especialmente el capítulo V, “Yeshua”, como llamaba la gente a Jesús, presentado como persona en sus actos y propias palabras, unas palabras en las que no cabe encontrar referencias al aborto o el celibato sacerdotal, la virginidad en el matrimonio o la homosexualidad…de hecho el sexo parece preocuparle poco, como se ve en el emocionante episodio en el que salva a la mujer adúltera a punto de ser lapidada.

Y como economista disfruté de la alegoría a la que recurre Spufford para refutar la vieja falacia de que Dios tiene la culpa de las cosas; aduce que es una variante de la cómoda ficción que nos priva de toda responsabilidad ante nuestros propios actos malvados: “Esta teoría es infalible, porque siempre habrá estructuras de poder a las que echar la culpa cuando la gente se comporte mal”. A continuación añade: “También la teoría de que si se deja actuar con libertad a los mercados estos se regularán perfectamente (cuando jamás se les deja actuar con libertad) es irrefutable”.

(Artículo publicado en La Razón.)

 

Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario






Ver política de privacidad y aviso legal

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

CAPTCHA
*

Logotipo de Blogestudio