Impuestos: nos quejamos de vicio

Escrito a las 10:43 am

Desde el poder y la prensa gubernamental se sugiere que nos quejamos de vicio, porque Warren Sánchez no ha subido impuesto alguno todavía. Y es verdad, pero es mentira que no haya razón para quejarse, por la sencilla razón de que el plan de aumento del gasto público que va desgranando Warren no se puede financiar sin subir los impuestos. La queja, por tanto, no es de vicio.

Otro camelo relacionado es que Warren y sus socios, que no han subido impuestos aún, cuando lo hagan se limitarán a castigar a los ricos. La izquierda machaca con este mensaje: van a freír a los que ganan 140.000 euros por año o más. El objetivo es que usted no se enfade, señora, y que piense que toda la fiesta del gasto la pagarán otros.

Pero la mentira tiene patas cortas, y esta también, porque es verdad que Warren apretará el torniquete fiscal a esos “ricos” (que, por cierto, están lejos de ser millonarios), pero no es verdad que eso alcanzará para financiar el mayor gasto: es sólo una cortina de humo. Otra falsedad es que se puede perseguir fiscalmente a las empresarias y que esto no tiene impacto negativo alguno sobre las trabajadoras. En ese sentido, tuvo mucha gracia Warren este fin de semana, pretendiendo ser el paladín de las start-ups cuando quiere sablearlas sin rebozo.

Otro bulo del Gobierno y sus medios adictos es que nos quejamos de vicio porque el objetivo de Warren no es arrasar con todo. Incluso reconociendo que subirá los impuestos a millones de trabajadoras (las que conducen coches diésel, por ejemplo), y, por tanto, que mintió desde el principio cuando juraba que no castigaría a los humildes, incluso en ese caso se nos subraya que nos quejamos de vicio porque las sumas son pequeñas. ¡Pero si sólo se trata de recaudar apenas cinco décimas del PIB más, señora, no es confiscatorio sino una miajita de ná!

En este caso, la mentira estriba en que siempre los impuestos suben de a poco, como en el viejo proverbio del ganso desplumado. El poder lo hace así por la cuenta que le trae a él, pero los gansos son efectivamente desplumados y, si se dan cuenta, como sucede con muchos “gansos” racionales, entonces van y graznan, y no lo hacen de vicio.

Completan el panorama otras diestras estratagemas, por ejemplo: recalcar que la recaudación se destinará a una buena causa (las pensiones, los niños, etc.), como si el fin justificara los medios; o insistir en que algunos impuestos bajarán (puro trilerismo fiscal: es imposible que lo haga la presión global). Por fin, en algunos casos se perpetra una vieja y siniestra pirueta totalitaria, cuando se deja caer que quienes se quejan prueban por su queja misma que son los poderosos, las elites multinacionales, los opulentos, los privilegiados, etc. Es decir, si protestan por el castigo, es que son culpables y, por tanto, lo merecen.

Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario






Ver política de privacidad y aviso legal

4 comentarios

001
Pedro
14.10.2018 a las 10:46 Enlace Permanente

Todo, de momento, está por concretar, incluso sus vaticinios.
Pero desde 2012 hay hechos que si son contrastables, como la progresiva reducción de salarios, que digo yo que si afecta a esas clases populares tan mal tratadas por el perverso Sánchez.
Ay, pero de todo eso ni una palabra…es agua pasada, verdad?

002
carlosadmin
15.10.2018 a las 09:35 Enlace Permanente

¿Cómo que “ni una palabra”? Me he pasado años criticando al Gobierno de Rajoy por empobrecer a las trabajadoras subiéndoles los impuestos.

003
David
15.10.2018 a las 19:58 Enlace Permanente

Ni una palabra de las que el Sr. Pedro (qué casualidad…) quiere oír, desde luego.

Un saludo.

004
Liberache
16.10.2018 a las 12:04 Enlace Permanente

La ruina está servida, lo triste es que es una minoría la prensa que habla claro.

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

*

Logotipo de Blogestudio