Las ideas de doña Anna Gabriel

Escrito a las 8:54 am

La diputada de la CUP Anna Gabriel Sabaté desató hace poco un escándalo con sus ideas sobre la familia. Dijo: “me satisfaría tener hijos en grupo”, es decir, la cocrianza, en la cual “la concepción de la paternidad no está tan individualizada”, lo que es sin duda verdad, pero traslada a la señora Gabriel la responsabilidad de demostrar por qué es malo que las madres y los padres estén individualizados. Lo dirá enseguida. Recordó que la cocrianza sienta las bases familiares “en muchas culturas del mundo”. Y también tiene razón: son sistemas muy antiguos, a menudo relacionados con el despotismo y la anulación de la persona en favor de la colectividad, desde Esparta.

No es casual que el comunismo haya sido siempre enemigo de la familia y el matrimonio. Por los mismos motivos que repite la diputada que aboga por la cocrianza: “No se centra en un núcleo tan pequeño como tenemos aquí en la familia nuclear. La concepción es que educa la tribu…No tienes ese sentimiento de pertenencia del hijo que has tenido a nivel biológico, sino que son tan hijos tuyos los que has parido tú como el resto”. La familia nuclear es “muy pobre y enriquece poco…tiende a convertir a la gente que tiene hijos en muy conservadora porque, como quieres lo mejor para los tuyos y los tuyos son muy pocos, se entra en una lógica a veces perversa”. Y eso es verdad, es algo perverso para los refractarios a la libertad, que por eso lo son a la familia.

No faltan expertos, y expertas, que nos enseñan que el matrimonio monógamo heterosexual está en crisis, y que es saludable “romper el modelo tradicional” que padece una “perspectiva patriarcal”. Siempre objetan a la modernidad y al capitalismo, al que asocian con la familia nuclear que, nos aseguran, es un puro y reciente artificio. Llegan a entusiasmarse con pueblos primitivos de las montañas asiáticas en cuyas familias sólo hay mujeres y niños, y de hecho no emplean la palabra “padre”. Y, por supuesto, la educación y los valores no podrán provenir de la familia tan reducida y estrecha que conocemos; hay que buscar la felicidad en otros “modelos”, porque todo en la vida son “opciones” y, ya se sabe, “para cuidar un niño hace falta una tribu entera”.

Lo que dice la señora Gabriel puede ser motivo de reflexión, desde su apego a modelos familiares asociados con épocas primitivas y de sometimiento de la persona al grupo, hasta su apoyo a la tiranía chavista y al entorno etarra; de hecho, le dijo a un diputado del PP en el Parlamento catalán: “No le llegas a Otegi ni a la suela del zapato, subnormal”. En suma, todas sus ideas y actitudes revelan aspectos interesantes sobre una persona y unos movimientos políticos que pueden tener una influencia devastadora sobre nuestra vidas y libertades. Y nuestras familias también, claro.

 

Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario






Ver política de privacidad y aviso legal

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

CAPTCHA
*

Logotipo de Blogestudio