Presupuestos: alegrías y ajustes

Escrito a las 3:56 pm

En su rueda de prensa comentando los PGE de 2016 apuntó Rajoy que la economía española entra en un “círculo virtuoso”, como dijimos en LA RAZÓN hace dos semanas para señalar las diferentes sendas de los ingresos y los gastos cuando la economía se contrae y cuando crece (http://goo.gl/mDeEya).

Entre los defectos de los gobiernos no suele figurar la insensibilidad electoral, y por tanto la norma habitual de los Presupuestos, es decir, afirmar que son a la vez austeros y redistributivos, destaca aún más este año que en los anteriores. En cuanto a la austeridad, los PGE incluyen un techo de gasto de unos 5.500 millones menos que en 2015. Y no porque se recorte el gasto –al contrario, Rajoy se ufanó de haber mantenido el Estado de bienestar– sino “gracias a los ahorros que produce el crecimiento económico”. El mencionado círculo virtuoso, por ejemplo, hará que el gasto en prestaciones por desempleo vaya a ser inferior a los 20.000 millones de euros por primera vez en ocho años, como informó ayer “Expansión”. Asimismo, puntualizó el presidente: “si la mejora económica se mantiene nos planteamos nuevas rebajas de impuestos”, es decir, no habrá recortes del gasto y la rebajas fiscales dependerán de los mayores ingresos por la mayor actividad.

Aparte de las pensiones, que por tercer año consecutivo aumentarán un 0,25 %, la principal medida atañe a los funcionarios y empleados del sector público, cuyos salarios se incrementarán el año próximo en un 1 %, dando así por terminado el ajuste que les ha afectado desde hace un lustro, desde el primer recorte que sufrieron con el gobierno de Rodríguez Zapatero. Asimismo, la plantilla de las Administraciones Públicas aumentará, y la paga extra suprimida en 2012 será devuelta. Los ingresos salariales se verán fortalecidos por la rebaja en las retenciones y la moderada inflación. Naturalmente, esto obedece a una lógica política y a la inmediatez del horizonte electoral, para congraciarse con ese importante colectivo de dos millones y medio de personas, y no porque sus contratiempos en términos de salario y de empleo hayan sido comparables a los de quienes de verdad sufrieron los rigores del ajuste: los trabajadores del sector privado.

Como era de esperar, los sindicatos quieren más gasto, especialmente en la función pública, que es donde tienen, con diferencia, su mayor peso e influencia: cualquier subida les parecerá siempre insuficiente. Por eso se apresuró Cándido Méndez ayer a aclarar que la subida salarial para los empleados públicos debería ser bastante mayor, del 1,5 % en 2016, y que además debería haber muchos más trabajadores a sueldo de los contribuyentes, deberían trabajar menos horas y tener más días de libre disponibilidad.

(Artículo publicado en La Razón.)

Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario






Ver política de privacidad y aviso legal

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

*

Logotipo de Blogestudio