PSOE peronista

Escrito a las 5:02 pm

La competencia en política, al revés que en el mercado, tiende producir resultados cada vez peores. Así, por ejemplo, la propuesta laboral del PSOE.

El encargar a los sindicatos la negociación directa de los convenios empresa por empresa, desplazando a los comités, vuelve atrás en el tiempo en España, castiga especialmente a las PYMEs, y, al separar la negociación de la realidad de cada empresa y al facilitar la presión sindical para aumentar los salarios independientemente de esa realidad, fomenta el paro.

Como editorializó ayer “Expansión”, se trata de una propuesta “vetusta” que nos retrotrae a la España pre-democrática: “La experiencia reciente demuestra que antes de la reforma laboral, que el PSOE aspira a derogar si llega al Gobierno, el único recurso de las empresas frente a un desplome sobrevenido de los ingresos o sus ventas era recurrir a despidos masivos. Así, en 2009, con una caída del PIB en España del 3,9 % y en plena deflación, los agentes sociales pactaron subidas salariales en el entorno del 3 %, lo que se tradujo en una gran destrucción de empleo”.

¿Por qué Pedro Sánchez se embarca en una senda tan nociva para los trabajadores? Posiblemente por el temor ante unas perspectivas electorales poco propicias, cuando la demagogia antiliberal de Podemos le come el terreno por la izquierda. En ese panorama, quizá Sánchez haya pensado que le conviene granjearse el apoyo de los sindicatos, incluso ahora, cuando se profundiza su descrédito.

Sea como fuere, es indudable que el proyecto, aunque dañino para los trabajadores, puede favorecer a los sindicatos y fortalecer su relación con el poder político. En ese sentido, la comparación con el peronismo semeja pertinente, porque algo parecido a lo que pretende Pedro Sánchez fue la estrategia del entonces coronel Juan Domingo Perón, secretario de Trabajo y Previsión del gobierno militar argentino del general Edelmiro Farrel. En 1944, Perón, inspirado por el fascismo de Mussolini, al que tanto admiraba, impuso esa legislación en los convenios colectivos, con lo que consiguió controlar y arrinconar a la izquierda, entonces muy importante en la política y el sindicalismo en la Argentina, y creó una sólida alianza con una maquinaria sindical que puso a sus órdenes, regándola con abundante dinero, porque logró que los sindicatos cobraran espléndidamente por su intermediación.

En 1946 el peronismo ganó las elecciones.

(Artículo publicado en La Razón.)

Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario






Ver política de privacidad y aviso legal

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

*

Logotipo de Blogestudio